Metodología Terapias Ecuestres Abaqvr

Las Terapias Asistidas por caballos engloban  todas aquellas actividades ecuestres destinadas a la rehabilitación de personas con cualquier tipo de discapacidad, enfermedad o inadaptación social, dónde el caballo y su entorno constituyen los principales agentes terapéuticos.

 

Como actividad rehabilitadora que es, incluye un diagnóstico, evaluación, prevención y tratamiento de la incapacidad, por lo que resulta imprescindible un equipo multidisciplinar para el tratamiento de cada caso.

 

Metodología

 

La metodología a seguir será la siguiente:

 

1.- Diagnóstico clínico. 

2.- Evaluación funcional. 

3.- Programación terapéutica general. 

4.- Posibilidad y conveniencia de establecer un programa de  terapias asistidas con caballos asociado e integrado en la programación terapéutica anterior. 

5.- Consideración de contraindicaciones o limitaciones. Diseño de las actividades individuales y grupales. 

6.- Aplicación del programa. 

7.- Valoración de los resultados obtenidos. Reevaluacion funcional y conductual.

8. - Prescripción y diseño de un nuevo programa en funcion de los beneficios obtenidos y con los trastornos presentes.  Alta en el caso de que hayan remitido los síntomas o trastornos. 

 

¿Por qué terapias con caballos? 

 

El caballo es un animal dotado de un gran número de capacidades físicas y socio emocionales desarrollables. Su estructura anatómica proporciona una herramienta altamente eficaz en procesos de rehabilitación física.  La postura que se consigue sobre el caballo libera los miembros inferiores de las superiores con respecto al tronco permitiendo la reestructuración de los esquemas motores del cuerpo. 

 

El caballo que se mueve al paso proporciona al jinete una amplia gama vibratoria tridimensional.  Estas oscilaciones tienen carácter pendular para el tronco del jinete simulando la marcha humana convencional. 

 

El caballo proporciona al jinete aptitudes de las que este carece: mayor tamaño, abordaje espacial diferente, capacidad de desplazamiento...

 

El caballo es un agente suministrador de tranquilidad,  seguridad, autoestima y reposo; igualmente,  es un agente apto para la comunicación directa fomentando el desarrollo del lenguaje verbal.

 

Proporciona una amplia gama de estímulos sensoriales.  Unos pasivos, como el calor de su cuerpo,  el tacto de su piel y crines y otros activos al tocar o acariciar diferentes partes de su cuerpo.